domingo, 15 de septiembre de 2019

Viaje a Colombia I, Colibrís a 4000 metros de altura en el Nevado del Ruiz

Buffy Helmetcrest (oxypogon stuebelli), endémico del Nevado del Ruiz

Pues sí, las vacaciones de este verano me han llevado al país con mayor diversidad de aves del mundo, Colombia. Pese a no ser un viaje estrictamente pajarero, me las he apañado para visitar algunas de las mejores zonas de pajareo del país, en especial la famosa Montezuma Road, y he vuelto a casa con una lista de más de 320 especies, de las cuales la gran mayoría eran nuevas para mí. En esta primera entrada voy a relatar los dos primeros días de "pajareo hábil" que tuvimos, en los que visitamos la zona del Nevado del Ruiz y el Parque Nacional Los Nevados. Tras unos primeros días en Bogotá que vinieron bien para acostumbrarse a algunas de las aves más comunes como Black Vulture, Great Thrush o Rufous-collared Sparrow, y ver otras que no volveríamos a ver en todo el viaje como Black Inca, Glowing Puffleg o Shining Sunbeam, pusimos rumbo a Santa Rosa de Cabal vía Pereira, pueblo famoso por sus Termales y sus chorizos. La finca en la que nos alojamos esa noche y los termales fueron mi primera oportunidad de sacar la cámara y fotografiar algunas especies que terminarían siendo bastante abundantes, como el Blue-gray Tanager, Saffron Finch o Golden-faced Tyrannulet.

Blue-gray Tanager (thraupis episcopus)

Saffron Finch (sicalis flaveola)

Southern Lapwing (vanellus chilensis)

Black-throated Mango (anthracothorac nigricollis)

Striated Heron (butorides striata)

Ringed Kingfisher (megaceryle torquata)

Vermilion Flycatcher (pyrocephalus obscurus)

Common Ground-dove (columbina passerina)

Golden-faced Tyrannulet (zimmerius chrysops)

Por la mañana en la finca nos despertaron los gritos de las Avefrías Tero, y tras el desayuno y antes de subir a los termales me dediqué a sacar algunos de los pajarillos que se movían por allí, destacando al precioso Vermilion Flycatcher o al Long-billed Starthroat, ave que no volvería a ver en todo el viaje. Tras esto pusimos rumbo montaña arriba, hacia los termales.

Green Jay (cyanocorax incas)

Nada más llegar al parking de los termales, en un hábitat completamente diferente a la zona ganadera de la finca, localicé un nido de Green Jay. Además, por el camino, a través del bosque nuboso pude ver un ejemplar de Andean Motmot. ave que me hizo mucha ilusión a pesar de no poder fotografiarla.

White-throated Wedgebill (schistes albogularis)

Black Phoebe (sayornis nigricans)

White-capped dipper (cinclus leucocephalus)

White-capped dipper (cinclus leucocephalus)

Bronzy Inca (coeligena coeligena)

Si bien no tenía mucha esperanza de ver gran cosa dentro de los termales, el lugar acabó siendo bastante fructífero, y entre baño y baño pude ver especies tan interesantes como el escaso White-throated Wedgebill, White-capped Dipper oTorrent Tyrannulet, y otras más comunes como el Tawny-bellied Hermit, Black Phoebe o Yellow-bellied Seedeater. Este sitio resultó ser toda una sorpresa para nosotros ya que acabamos allí "de rebote". Santa Rosa en principio no era más que un escala en dirección a nuestro próximo destino, pero acabamos aprovechando bien la jornada. El hecho de ser lunes hizo que disfrutáramos de los termales casi solos (se debe de llenar bastante en fines de semana y festivos) ¡y además en 2x1!
Tras esta relajante experiencia pusimos rumbo a Manizales, donde dormimos en casa de una amiga. Teníamos que descansar bien porque al día siguiente nos esperaba un día intenso: visitaríamos el Nevado del Ruiz, tristemente famoso por su erupción en 1985, causante de la tragedia de Armero. Yo tenía un objetivo ornitológico en particular, el amenazado Buffy Helmetcrest  o Colibrí Chivito del Ruiz, ave que, como su nombre indica, es endémica de esta zona de Colombia.

Plain-colored Seedeater (catamenia inornata)

Black-chested Buzzard-eagle (geranoaetus melanoleucus)

Plain-colored Seedeater (catamenia inornata)

Nuestra primera parada de camino al Nevado, en un sitio conocido como Laguna Negra (es importante hacer alguna parada para aclimatarse) fue una buena toma de contacto con las aves del páramo, como el Plain-colored Seedeater o el Black-chested Buzzard-eagle. Apenas habíamos avanzado algún kilómetro cuando di la voz de alarma, me había parecido ver un colibrí.

Buffy Helmetcrest (oxypogon stuebelli)

Buffy Helmetcrest (oxypogon stuebelli)

¡Objetivo cumplido! Un ejemplar de esta escasa especie descansaba en un frailejón (la planta por excelencia del páramo).Con los deberes hechos seguimos hasta la entrada del parque donde iniciamos un recorrido guiado ¡a más de 4000 metros de altura! La mayor parte de este era en coche, pero en algunas paradas pude observar más aves.

Plumbeous Sierra-finch (phrygilus unicolor)

Black flowerpiercer (diglossa humeralis)

Rainbow-bearded Thornbill (chalcostigma herrani)

Si bien a estas alturas la variedad escasea, las especies que viven aquí son por lo general muy especializadas, como el Plumbeous Sierra-finch o el espectacular Rainbow-bearded Thornbill, ave muy localizada en las zonas andinas más altas de Colombia, Peru y Ecuador. Ya se que en la foto no parece muy espectacular, pero estaba a contraluz (la luz es bastante pobre habitualmente ya que casi siempre está nublado) y lo identifiqué a posteriori, así que en el momento tampoco le hice demasiado caso. Tras el recorrido volvimos a la entrada del parque, donde había varios fotógrafos esperando a que el Helmetcrest apareciera.

Brown-backed Chat-tyrant (ochthoeca fumicolor)


Andean Tit-spinetail (leptasthenura andicola)

Andean Tit-spinetail (leptasthenura andicola)

Me hallaba yo entretenido con las idas y venidas de un simpático Andean Tit-spinetail construyendo su nido cuando me fijé en que en una mata a escasos metros de nuestra posición había ¡un macho de Buffy Helmetcrest!

Buffy Helmetcrest (oxypogon stuebelli)

Buffy Helmetcrest (oxypogon stuebelli)

Buffy Helmetcrest (oxypogon stuebelli)

Buffy Helmetcrest (oxypogon stuebelli)

Buffy Helmetcrest (oxypogon stuebelli)

Ahora sí, a pesar de que el ejemplar en cuestión era un poco desaliñado pude distinguir a la perfección sus rasgos característicos como la barba morada, las alas translúcidas o el cuello rojizo. Tras esta magnífica observación pusimos rumbo de vuelta a Manizales (con atasco típico de Colombia de por medio) desde donde tras otra noche en casa de nuestra amiga Sandra nos dirigimos al Montezuma Ecolodge, en el Parque Nacional Tatamá. Este enclave situado en la frontera del Chocó es uno de los sitios más importantes para la observación de aves en Colombia y por ende del mundo... En las próximas entradas veréis por qué.


Un saludo

lunes, 9 de septiembre de 2019

Por la Montaña Palentina

Bueno, después de unos cuantos meses estoy de vuelta, y antes de empezar con la crónica del viaje a Colombia voy a escribir sobre una excursión que hice a la montaña palentina el pasado mes de junio. Mi amigo Gonzalo, a quien hacía más de tres años que no veía, me invitó a ir con unos amigos a la zona del Curavacas en busca de Pechiazules. Salimos bien temprano desde Burgos, y ya por el camino pudimos ver algunas aves interesantes como Aguilucho Cenizo o Alcotán, y una vez llegados a la montaña empezamos a ver especies típicas  de la zona como el Alcaudón Dorsirrojo o el Zorzal Charlo.

Alcaudón Dorsirrojo (lanius collurio)

Zorzal Charlo (turdus viscivorus)

Mientras buscábamos a los Pechiazules seguíamos sacando especies nuevas como el Escribano Cerillo o una Culebrera Europea.

Escribano Cerillo (emberiza citrinella)

Escribano Cerillo (emberiza citrinella)

Escribano Cerillo (emberiza citrinella)

Culebrera Europea (circaetus gallicus)

Los Escribanos Cerillos fueron abundantes a lo largo de la jornada, junto con los omnipresentes Acentores Comunes. En cuanto a la Culebrera, nos mosqueó bastante por lo oscura que era dependiendo de la luz, pero finalmente pudimos verla algo más de cerca e identificarla correctamente.

Curruca Rabilarga (sylvia undata)

La observación más interesante en la montaña fue, a falta de los Pechiazules que no quisieron aparecer, la de una familia de Currucas Rabilargas alimentando a sus polluelos.

Escribano Montesino (emberiza cia)

Escribano Montesino (emberiza cia)

Finalmente, a la hora de comer, mientras estábamos observando unos simpáticos Escribanos Montesinos el cielo se nubló y decidimos volver hacia Burgos, pero lejos de terminar la jornada fuimos a pajarear varias zonas de la ciudad.

Lavandera Boyera (motacilla flava)

Tarabilla Norteña (saxicola rubetra)

Tarabilla Norteña (saxicola rubetra)

Tarabilla Norteña (saxicola rubetra)

Tarabilla Norteña (saxicola rubetra)
 
Tarabilla Norteña (saxicola rubetra)

El primer sitio al que fuimos fue Villalonquéjar, una urbanización semi-abandonada donde hay una importante colonia de Gorriones Chillones. Allí las Lavanderas Boyeras eran abundantes, y una confiada pareja de Tarabillas Norteñas nos dejó excelentes observaciones.

Gorrión Chillón (petronia petronia)

Gorrión Chillón (petronia petronia)

Pito Real Ibérico (picus sharpei)

Tarabilla Común (saxicola rubicola)

Buitrón (cisticola juncidis)

No tardamos en localizar a los Gorriones Chillones, mientras seguíamos sacando aves comunes como Tarabilla Común, Buitrón, Ruiseñor, Carricero, Zarcero Políglota, Pito Real e incluso una Oropéndola en la chopera que no me dio tiempo a fotografiar. Después continuamos hacia un parque urbano, a donde me llevaron para que bimbase la Paloma Zurita.

Paloma Zurita (columba oenas)

Paloma Zurita (columba oenas)

Paloma Zurita (columba oenas)

Gorrión Molinero (passer montanus)

Grajilla (corvus monedula)

Una vez en el parque no nos costó nada localizar a las zuritas, y las pudimos ver a placer, acompañadas de Gorriones Molineros, Grajillas y Trepadores Azules. Tras esto nos despedimos de Miguel, Pinto y Dani, y fuimos Gonzalo y yo a una colina cerca de su casa a buscar Abejarucos.

Abejaruco Europeo (merops apiaster)

No nos costó mucho localizarlos, pero a esa hora la luz era bastante escasa y los pájaros tampoco es que estuviesen demasiado colaboradores. Sin embargo, en la arboleda había varias especies interesantes, como el Mosquitero Papiabo  (primera vez que lo fotografiaba) o la Totovía (bimbo) entre otras más comunes como Pico Picapinos, Escribano Soteño o Bisbita Arbóreo.

Mosquitero Papialbo (phylloscopus bonelli)

Pico Picapinos (dendrocopos major)

Pico Picapinos (dendrocopos major)

Alondra Totovía (lullula arborea)

Bisbita Arbóreo (anthus trivialis)

Finalmente, tras intentar levantar algún Chotacabras sin éxito fuimos a la estación de tren donde me despedí. Vimos un total de 72 especies a lo largo del día incluyendo un par de bimbos para mí a pesar de que nos fallaron los Pechiazules. He de dar las gracias a Gonzalo, Miguel, Pinto y Dani Saldaña (https://elpajareromedines.blogspot.com) por aquella estupenda jornada que le vino de perlas a mi oxidada vista tras seis meses sin pajarear. Por lo demás, pronto comenzaré a publicar las entradas del viaje a Colombia del cual tengo mucho material, más algunas observaciones de Salburua de estos días que están siendo bastante animados.


Un saludo